En definitiva, estudio en una universidad o en un terciario?

Hay carreras que pueden estudiarse solamente en una universidad o solamente en un terciario, y esto, obviamente, es determinante para responder esta pregunta.

Pero si la carrera que elegiste podés cursarla en ambas instituciones (por ejemplo: Administración, Marketing, Informática, Turismo, etc.), más allá de las diferencias en horarios de cursado, costos, distancias y otros factores que para vos pueden ser determinantes, tenés que pensar en los siguientes criterios:

Universidad

Para muchos jóvenes finalizar la escuela secundaria significa comenzar a tener libertad para manejar por sí mismos sus actividades, tiempos y horarios. Pero se debe ser muy responsable para manejar bien esa libertad que te llega de un día para el otro.

Recordá lo que te decíamos antes:

Esta mayor libertad requiere del estudiante ser muy organizado, saber administrar sus tiempos, estar muy comprometido con el estudio y con sus objetivos profesionales y ser muy responsable. La falta de estas características personales constituye un fuerte obstáculo para las posibilidades de progresar en la carrera y finalizar los estudios, con una alta probabilidad de abandonar la carrera o prolongarla en forma excesiva.

Por otra parte, la cantidad de horas de clase obligatorias en la universidad está ajustada a lo mínimo indispensable en función de la libertad académica existente, por la cual el estudiante debe dedicar su “tiempo libre” a avanzar en sus conocimientos. Y esto se ajusta al principio de responsabilidad académica que caracteriza al nivel universitario y que debe tener el estudiante.

Además, el tipo de materias que se cursan y el nivel de exigencia académica requieren una buena preparación previa en ciencias básicas (lengua, matemáticas, física, química, etc.), en comprensión de textos y en pensamiento lógico y abstracto, no siempre alcanzada por el estudiante egresado del secundario.

Terciarios

Para otros jóvenes a quienes les ha costado despegarse de la vida secundaria o están acostumbrados a que un guía (docente, preceptor, tutor) los aconseje, acompañe y “controle” en su desempeño como estudiantes, con reglas estrictas a cumplir, un terciario sería la mejor opción, al menos para comenzar y luego articular hasta la carrera de grado.

La organización de las clases y la atención al alumno se parecen más a las de la escuela secundaria que a las de la universidad.  Las instituciones terciarias son más “contenedoras”. Los métodos de enseñanza están basados en una mayor interacción entre profesores y alumnos, y la relación entre éstos es más cercana y fluida.

Además los cursos suelen tener una menor cantidad de estudiantes que en la universidad, lo cual permite un mayor apoyo y seguimiento del docente a los alumnos y una práctica profesional más dirigida y personalizada.

Es decir, las instituciones terciarias ofrecen características a las que el alumno proveniente de la secundaria está más acostumbrado, por lo que se sentirá más cómodo y podrá adaptarse mejor, favoreciendo el avance en sus estudios y minimizando las probabilidades de deserción.

Por otra parte, la organización de los estudios y nivel de exigencia de los institutos terciarios generalmente ofrecen mejores posibilidades para quienes deseen estudiar y trabajar al mismo tiempo.

Por otra parte, si tu idea es entrar rápidamente al mercado laboral o querés capacitarte mejor en alguna técnica que ya conocés por la práctica laboral o por pasatiempo, una carrera terciaria es la mejor buena opción.

En el caso de preferir estudiar en una institución privada en lugar de una pública, tené en cuenta que los aranceles de los institutos terciarios suelen ser mucho menores que los de las universidades.

Otro posible alternativa

Otra posible alternativa es que comiences la carrera en un instituto terciario y la termines en una universidad (cuando existan posibilidades de articular entre las dos instituciones).

Esta es otra alternativa interesante a tener en cuenta ya que permite al estudiante hacer una carrera más corta que la universitaria, obtener un título profesional de validez oficial con el cual puede desempeñarse laboralmente, y luego, según las circunstancias de la vida y las aspiraciones del estudiante al momento de terminar el terciario, decidir continuar o no la universidad, o continuarla más adelante.

Otra ventaja de esta alternativa es que el estudiante que llega a la universidad luego de haber cursado en un instituto terciario concretó un proceso de adaptación más natural a la educación superior, aprendió a estudiar, creció intelectualmente, adquirió mayor responsabilidad para elegir y conducirse autónomamente, y se ha incorporado al mundo del trabajo en la profesión que eligió.

Es decir, el instituto terciario, además de otorgar un título profesional de nivel superior y de valor en el mercado laboral, obra como un período muy favorable de transición a las exigencias de la universidad para el estudiante que proviene de la escuela secundaria y, en consecuencia, tendrá mejores posibilidades de concluir y aprovechar mejor sus estudios universitarios.

Si querés conocer más sobre articulación con universidades ingresá aquí.

Compartilo con tus amigos

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • LinkedIn
  • Yahoo! Bookmarks
  • RSS
  • Pinterest
  • Blogger
  • Email

Necesitás información sobre ?

Envianos tu solicitud de información completando el siguiente formulario. Todos tus datos serán mantenidos en forma confidencial y se utilizarán para brindarte la información que solicitás por medio de Carreras con Futuro y de las instituciones educativas correspondientes.